DIÁLOGO INTERNO Y COMUNICACIÓN ASERTIVA

DIÁLOGO INTERNO Y COMUNICACIÓN ASERTIVA

 

La comunicación asertiva, como leo con frecuencia en el texto de la universidad donde preparo, en español, los exámenes para el curso de Gestión de Recursos Humanos, es una comunicación honesta, clara y funcional.

Me gusta más el adjetivo "sincero" que el adjetivo "honesto". Como lo que dijo Lao Tse acerca de sus 4 virtudes fundamentales, definiendo "sinceridad" un concepto más profundo de "honestidad".

Quién sabe, tal vez la comunicación asertiva nos ayude a encontrar siempre la manera de ser sincero, así como honesto.

Leí en el libro de Víctor Ullate y Carmen Guaita "La Vida y la Danza - Memorias de un Bailarín", del momento en que el Maestro Ullate, como joven estudiante del gran Maestro Béjart, no tenía ganas de interpretar una escena erótica homosexual dentro del 'Stimmung', una cantata compuesta en el 1967 por Karlheinz Stockhausen, compositor alemán, entre los más importantes del siglo XX y XXI.

Y se encontró lidiando con una "barrera interna", como lo que él mismo escribió.

¿De qué manera, con qué estrategia reconoció y aceptó ese tipo de muro interno? Luego teniendo que renunciar al papel y sentar un precedente con el maestro Béjart, un precedente que lo llevó (como el adolescente con el padre) a alejarse progresivamente de la "luz magistral" hacia su propia independencia.

Leamos juntos el diálogo que el maestro Ullate tuvo consigo mismo en ese momento doloroso: “Estaba muy incómodo y no conseguía centrarme en la coreografía. Me recordaba constantemente a mí mismo que estaba dispuesto a hacerla, que quería hacerla, pero no podía abandonarme a la danza, convertirla en algo mío como había hecho siempre”.

 Es un diálogo interno asertivo: declara, afirma con certeza que está dispuesto a hacerla, que quiere hacer esa parte de la coreografía ... pero también admite que es incapaz de centrarse y, como siempre, hacer de la danza algo suyo.

Aquí la asertividad se expresa a través de la admisión del propio límite y la garantía contemporánea de querer superarlo, sin ser auto-denigrado, por supuesto.

La palabra "asertividad", que deriva del latín "asserere" que significa "afirmar, declarar sin incertidumbres", tanto en italiano como en español, indica una característica del comportamiento humano o una habilidad social que permite expresar de manera clara, directa y efectiva sus emociones y opiniones, sin ofender o atacar al interlocutor.

¿Cuáles son las ventajas de ser asertivo?

Bueno, antes que nada, eres sincero sin una sombra de duda. Y luego, al usar la modalidad asertiva y evitar el conflicto, se sientan las bases para muchos cambios posibles, y por lo tanto en la mayoría de los casos se obtienen de desarrollos inesperados.

De que la primera de "Stimmung", en la Universidad Libre de Bruselas en 1972, tuvo un éxito impresionante, el joven maestro Ullate encontró suficiente motivación para "abrir sus horizontes y a quitarse tabúes".

Como él escribe: “Stimmung fue una gran lección para mí”.

 Ser asertivo, especialmente en el diálogo con uno mismo, nos permite "ver" y aceptar nuestros límites y luego convertirlos en fronteras.

Y las fronteras, lo sabemos, son superadas…

 


Per offrirti il miglior servizio possibile questo sito utilizza cookies. Continuando la navigazione nel sito acconsenti al loro impiego.